Cómo hacer tu primera colcha de ganchillo, visto en "I am a Mess Blog"

Hoy os traigo un logro que me tiene hinchada de orgullosa que estoy y es que ¡he terminado mi primera colcha de ganchillo! Si yo he podido, con todo lo que ha estado pasando estos meses ¡tú seguro que puedes!

Hace mucho tiempo que quería una colcha de ganchillo. Es ver una y se me van los ojos. Mi tablero de pinterest está a reventar de colchas ¡creo que no hay una que no me guste! Desde las más tiernas, colchas de bebé, colchas de sofá, acogedoras colchas de cama, de estilo más clásico, cozy o country. Todas y cada una me llaman la atención. Así que cuando Lanas Rubí me propuso probar sus kits, decidí tirarme a la piscina con su kit de colcha.

Por aquí tenéis los inicios y cómo decidí realizar algunas modificaciones al patrón inicial (que me encanta) para ajustarla más a mi estilo. Además os hablo de sus hilos. Ahora, que la colcha está terminada, estoy tan contenta ¡o más! que el primer día. Yo soy mucho de arroparme y como en estos días han empezado unas lluvias que huelen a otoño, ya la he podido probar. El peso que tiene es ideal para sentirse de lo más arropada.

Cómo hacer tu primera colcha de ganchillo, visto en "I am a Mess Blog"Es la primera vez que me atrevo con un proyecto grande (y no será la última). Es una pena, pero muchas veces este tipo de proyectos se quedan a medio hacer.

Te quiero contar algunas cosas que he aprendido por el camino y así ayudarte a que tu colcha no se convierta en un proyecto inacabado

Busca un patrón bonito y ¡cómodo!

Para hacer una colcha de grannys, busca un patrón que no sólo te guste a la vista, sino que también te guste tejerlo. Puede haber motivos preciosos, pero que sea un infierno tejerlos. Si es tu primera colcha, mejor descártalos.

Hay patrones sencillos y muy bonitos. Para darle más vidilla a un patrón sencillo ¡métele color!

Prueba el patrón antes de lanzarte

Antes de lanzarte de cabeza a por las lanas, haz algún granny de prueba con lanas que ya tengas. Ten en cuenta que vas a tener que hacer muchos, así que tienes que estar cómoda.

Lanas Rubí tiene disponible el patrón, así que probé a hacerlo antes de dar el «sí quiero» y quedé completamente enamorada. Al trabajar con punto alto se va más rápido y las repeticiones y aumentos son tan cómodos que no hace falta tener el patrón delante ni contar continuamente los puntos.

Cómo hacer tu primera colcha de ganchillo - Escoge el patrón, visto en "I am a Mess Blog"

Escoge bien los hilos

No querrás volverte loca con un hilo que se deshilacha, o un color con el que no estés contenta, es mejor apostar por hilados de calidad. Además tenía cierto miedo, porque no había trabajado antes el perlé de Rubí ¡y es genial! Súper suave y fácil de tejer (y adictivo). Los colores son brillantes y ricos. Además, nunca había probado los zepelines y ahora no quiero otra cosa: en lugar de coger el hilo de fuera, se coge el de dentro, así que se gasta de dentro hacia fuera y no da vueltas constantemente enredándose con todo.

El hilo que yo usé es fino. Ha sido genial, porque es lo que le da ese tramado tupido, pesado y calentito. Pero tienes que tener en cuenta que se tarda mucho más en tejer que si escoges un hilo grueso.

Organiza los pasos

Yo decidí tejer cuadraditos completos por colores (primero los verdes y azules, luego los morados y grises…). Cada cuadrado lo dejaba rematado. Luego unirlos entre sí y finalmente tejer la cenefa. Igual tú prefieres tejerlos y luego rematarlos todos o al contrario, tejer, rematar y unir. El caso es que creo que seguir un método funciona.

Cómo hacer tu primera colcha de ganchillo - Ordenando, visto en "I am a Mess Blog"

Ten tu labor a mano

¡Creo que esto es lo que más me ha ayudado! Sobre todo una vez que todo empezó a ser caos en mi vida. Tenía todas las lanas y grannys terminados en su caja, pero los 4 colores que estaba usando, la aguja y la tijera en un neceser que tenía siempre a mano. Así me la he llevado de viaje y me he puesto a tejer en cualquier rato tonto sin darme ni cuenta.

Organiza el tiempo

Si quieres que tu colcha llegue a buen puerto, calcula cuanto tiempo te va a llevar y asígnale un tiempo al día o a la semana para hacerla. Si no, corres el riesgo de que caiga en el olvido. Yo le otorgué mis sobremesas y cada día avanzaba un poco y sin pretensiones. Disfrutando de ese ratito haciendo ganchillo.

Mentalizate: no todo es tejer

Si te digo la verdad, unir la colcha ¡es lo que más me ha costado! Rematar es algo que me da pereza, por eso decidí «granny terminado, granny rematado» Se me hubiera venido el mundo abajo si hubiera visto que 54 cuadraditos me miraban desde la esquina esperando a ser rematados. Si me llego a dar cuenta ¡hubiera hecho lo mismo con unirlos!

Cómo hacer tu primera colcha de ganchillo, visto en "I am a Mess Blog"

Se infiel a tu colcha

Sé que muchas tenéis varios proyectos a la vez. Yo no, soy cabezona y obsesiva, así que cuando estoy a una cosa no puedo pensar en otra. Si eres como yo, refréscate de vez en cuando con un proyecto más sencillo y rápido. Pero no te aconsejo que te metas en otro proyecto grande, sobre todo si es el primero ¡y quieres terminarlo!

Manten la ilusión

A mi no me cuesta nada ver el final, tengo esa suerte. Ya podría terminar en tres años que aún así no me desesperaría… Cosas como sacar de vez en cuando tus cuadradillos de paseo para ver cómo va quedando o compartir tus avances con otras crocheteras en instagram, te da un chute de motivación para continuar con el proyecto. Yo lo hice con #micolcharubi y si tú te animas ¡te invito a usarlo! Me encantaría ver tus avances.

¡Muchísimas gracias a Lanas Rubí por darme la oportunidad de tejer esta preciosa colcha!

Yo no digo nada, pero vamos, que septiembre es un mes ideal para empezar un proyecto…

[Colaboración]

suscribete

Ver más: , , ,