Los hilos son mi asignatura pendiente. Para ser exactos, la costura. En plena adolescencia a todo le quería meter mano: estrechar, ensanchar, alargar, acortar, acampanar (eran finales de los 90),en definitiva modificar y todo lo acabado en “ar”. Hice mis pinitos, algún vestido (madre mía, me lo ponía y todo), una falda de un pañuelo o un bolso de unos pantalones ¡Y cuando llegó la máquina de coser estaba encantada!

H de Hilos

Pero internet no era lo que es ahora. Mis conocimientos eran tan limitados que me acabé desencantando. Todo era prueba y error, mucho error. Empecé a acaparar telas y aunque ahora tengo una máquina mejor, hago bien poco con ella.

He arreglado un sitio majo para poner  la máquina de coser, compré un prensatelas – el otro está desaparecido -, encontré una caja con hilos decentes, de todos los colores imaginables y me la llevé a casa. Así que, por lo menos, de vez en cuando los miro fascinada ¡esperando volver a los hilos!

Con esta foto participo en el reto de Miss Lavanda “de la A a la Z”

A de Antiguo / B de Bote / C de Catalina Calico Cat D de Descanso

E de Escaleras / F de Flor / G de Gotas / H de Hilos

* Además de desaparecer el prensa telas, ha desaparecido una pieza del trípode de la cámara.

Pin It on Pinterest

¿Te ha gustado?

¡Compártelo y que la fiesta no pare!