antes y después, de maletin a maletin cama para nuestros amigos peludos

Iba a poner «maletín vintage», pero no, hay que rendirse a la evidencia: esto está viejo.

Con un poco de maña y cariño, podemos reconvertir este viejo maletín, en un maletin cama para Noa.

Esta vez para el “Desafío color” nos propusieron el color verde menta ¡El color que tenía reservado para la maletita-cama! ¡Es la ocasión ideal, para dar una nueva vida a otro objeto encontrado!

Esta maletita la vi al lado del contenedor. Estábamos de paseo con la familia de mi churri, así que muy comedida, me quedé mirándola con ojitos.

La madre de my love, me conoce más que bien, así que me soltó ¿la quieres? ¡Claro! Pero estaban también la abuela, el tío, la tía, diversos cónyuges, y seguro que me dejo a alguien. Son una familia remaja y divertida, entre ellos se empezaron a picar «que la niña quiere eso». En resumen, me la cogieron, me la llevaron, nos reímos y acabó en mi trastero.

maletín viejo

Lo primero que hice fue limpiarla bien. Aunque parecen resistentes, muchos de estos maletines son de cartón. Yo quería desprenderme de la parte de arriba y del papel interior, así que la remojé y froté sin miramientos. La dejé secar al sol y ¡ya está preparada para meterle mano!

Como los herrajes me gustan así. Me limité a limpiarlos bien con papel de aluminio y vinagre.

Compré cuatro patitas en Leroy Merlín y las pinté con blanco satinado. Tres manos, con lijado intermedio con lana de acero. Y aunque realmente va tapado, no me pude resistir a darle un par de manos de blanco al interior (es que daba pena).

pintando patitas

Para fijar las patas, usé un trozo de panel. Se puede cortar fácilmente con un cúter y para hacer los agujeros, usé también la punta de unas tijeras.

Luego hay que agujerear la maleta, usando el panel de guía, para que coincidan los agujeros. La idea es que las patas queden abajo, encima la maleta y dentro de la maleta, el panel.

panel

Tapamos con cinta de pintor todo lo que no se quiera pintar. En mi caso, quiero que se siga viendo como una maleta, por lo que quiero respetar los herrajes, el asa y la goma negra.

¡Y a pintar con chalk! Esta vez lo he hecho a brochazos y usando un pincel para las zonas más delicadas. Obviamente, he usado verde menta. Va genial con mi estudio y a juego con las patas de la máquina de coser. Después, retirar la cinta y rematar si queda algún desperfecto.

pintando con chalk

Cuando esté todo seco, se pasan las patas por los agujeros y se aseguran con una tuerca.

Por ahora, dentro he metido dentro del maletin cama uno de los cojines que le gustan a Noa.

Noa en su maletin cama nuevo

Pero lo más importante es ¡que le guste a Ella! Parece que le da el aprobado ¿no?

Si quieres conocer mejor a Noa ¡aquí tiene una entrada dedicada a ella solita!

suscribete

De maletín viejo a cama para Noa
5 (100%) 1 vote[s]

Ver más: , ,

Pin It on Pinterest

¿Te ha gustado?

¡Compártelo y que la fiesta no pare!