Para esta segunda parte del desafío craftlover. Vamos a hacer una caja primorosa y llena de detalles, para celebrar por todo lo alto (y salvar alguna emergencia). Imaginaos a Capuletos y Montescos juntos de parranda, no digo más.

Caja de regalo para boda, visto en "I am a Mess Blog"

Nos han retado a realizar DIYs con la temática de bodas y las cajas de regalo de Selfpackaging. No me pude resistir a la petición de Handbox, y he hecho algo que me encanta ¡una caja llena de sorpresas!


Si no entiendes qué hacen estas dos familias juntas celebrando
¡pásate por la primera parte del desafío!


En la web de Selfpackaging, podéis seleccionar entre muchísimos colores, para que combinen a la perfección con vuestra celebración. Yo he escogido rojos, rosas y blancos. Muy amoril todo.

caja de regalo para boda, visto en "I am a Mess Blog"

Cuando era pequeña – pequeñísima ¡hablo de la guardería! – fue el cumpleaños de alguien, no recuerdo ni de quién, pero sí recuerdo perfectamente el regalo: una caja enorme. Al abrirla había otra dentro, y otra y otra… hasta llegar a una muy pequeña con un cascabel dentro. Me pareció el regalo más impresionante y único del mundo.

Regalo de Cascabel

Así desarrollé cierta fascinación por los cascabeles, hasta llevar durante años uno en el pelo, que tintineaba todo el día. Las cosas tienen el valor que tú les das y presentarlas bien, las puede hacer mágicas.

Regalo para boda, visto en "I am a Mess Blog"

Este cascabel lleva un cartelito hecho con arcilla de secado al aire e impreso con una imprentilla. Para el efecto de color, sólo hay que amasar brevemente la arcilla, con un poco de pintura.

Regalo para boda DIY, visto en "I am a Mess Blog"

Botella de elixir de amor

Soy muy fan de las cosas que se usan en el momento, para reír, cantar, bailar y disfrutar. Para que brinden y se digan cosas bonitas: una botellita de elixir. Podemos personalizarla con una faja hecha por nosotros. En este caso, un papel rosa troquelado ¡y listo!

botella de elixir

Pastillas de amor y confeti para todos

… o por si mañana duele la cabeza

pastillas de caramelo

En cuanto vi las cajitas de cerillas, supe que tenía que hacer algo con ellas y aprovechando que vienen desmontadas les he recortado la forma. Luego les he pegado un acetato por dentro y ¡cajas personalizadas!

pastillas de caramelo

¡Otra con confeti para todos!

caja de confeti

Kit de emergencias

Además, he incluído un kit para pequeños desastres. Contiene pañuelos, imperdibles, palillos, tiritas para pies doloridos y no está de más añadir toallitas para manchas y otras desgracias. Se presenta todo mono, en la misma caja en talla M e impreso con la imprentilla ¡y a bailar sin preocupaciones!

kit de emergencias para bodas

Caramelos

No podían faltar caramelos, para endulzar la fiesta. Como son rebonitos, escogí la caja para macarons en talla S, viene con faja transparente y así se ve el contenido.

caramelos

Y para regalarlo todo junto, me encantó esta cajita con blondas. Os recuerdo que tenéis las instrucciones de montaje en vídeo, de cada una de las cajas, en la página de Selfpackaging. Esta, es particularmente sencilla.

montando caja con blonda

Finalmente, metí todo dentro y al cerrarlo le puse esta pegatina. Vienen en un set de tres y cualquiera de los mensajes me parecen genial para la ocasión.

Ya está todo listo ¡a divertirse!

caja de regalo para boda, visto en "I am a Mess Blog"

Creo que los regalos para los invitados, es uno de esos temas que traen de cabeza a los novios. Mis favoritos ¡suelen ser los de los niños! y quizás algún centro de mesa, ejem, pero eso ya es otro cantar.

En este reto participamos muchísimos bloggers, así que si estás en momento bodil, echales un vistazo por handbox o en las redes sociales como #desafioselfpackaging ¡hay muchísimas ideas originales!

Contadme qué regalos habéis hecho o recibido vosotras que os hayan gustado especialmente ¿alguna idea original?

suscribete

Caja llena de sorpresas para los invitados
5 (100%) 1 vote

Pin It on Pinterest

Share This

¡Compartir es vivir!